El webinario “COVID -19 La Experiencia de lo Países por delante de la Curva Global: Aprendizaje de País a País y Cooperación Sur-Sur”, celebrado el 30 de abril de 2020, fue el octavo de la serie de webinarios cuyo tema son las respuestas de protección social a la COVID-19 (Social protection responses to COVID-19). El evento fue coorganizado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (UNOSSC), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Centro Internacional de Políticas para el Crecimiento Inclusivo (IPC-IG), en colaboración con GIZ, en nombre del Ministerio Federal de Desarrollo Económico y Cooperación de Alemania (BMZ), y el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio del Gobierno de Australia (DFAT).

Mediante ejemplos emergentes en todo el mundo de gobiernos reaccionando y adaptando continuamente sus medidas para aliviar los impactos de la pandemia de la COVID-19, el objetivo del webinario ha sido de contribuir al intercambio global de experiencias para ampliar la comprensión de los desafíos y soluciones, mejorar la efectividad de respuestas transversales y promover el aprendizaje y la cooperación entre países, incluso a través de las cooperaciones Sur-Sur y triangular.

El evento fue moderado por la Sra. Martha Santos, Directora de Programación (Program Manager) , Cooperación SUR-SUR/ Horizontal, UNICEF  y las ponencias fueron presentadas por:

  • Sr. Jorge Chediek, Director de la UNOSSC y Enviado del Secretario General de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur
  • Sr. Mihir Bhatt, Director del All India Disaster Mitigation Institute (AIDMI)
  • Sr. Taidong Zhou, Jefe de la División de Desarrollo Global, Center for International Knowledge on Development (CIKD)
  • Prof. Young June Choe,Departamento de Medicina Social y Preventiva, Universidad de Hallym University, República de Corea
  •  Sra. Xiaojun Grace Wang, Directora Adjunta, UNOSSC

 

Es posible ver la grabación del webinario aquí y acceder a la presentación del webinario aquí.

 

Tras dar la bienvenida a los participantes y presentar a los ponentes, la Sra. Santos dió la nota al hecho de que la COVID-19 ya se ha extendido a más de 180 países, con impactos devastadores. En primer lugar, en la salud, y posteriormente, a medida que las actividades económicas se cerraran, sobre los medios de vida y el bienestar de grupos de población, sobre todo aquellos que ya se encontraban vulnerables antes de la crisis, pero asimismo los grupos que se hicieron vulnerables por la pandemia; y luego sobre la economía nacional y, potencialmente, sobre la economía global.

Ella indicó que el tema del webinario era acerca de experiencias nacionales y como la salud, la protección social y las medidas económicas – en niveles nacionales y regionales – se confluyen para  una respuesta integral del Gobierno. China, la República de Corea e India no solo se adelantaron a la curva de la pandemia mundial, sino que también fueron países que demostraron cierto éxito en aplanar la curva y mitigar el impacto de la COVID-19. La Sra. Santos señaló que, más que nunca, el aprendizaje entre países se volvió no sólo oportuno sino también esencial.  Los gobiernos acordaron que este era un territorio desconocido y buscaron unos a otros por aprendizajes y buenas prácticas.

Desde la perspectiva de UNICEF, la prestación de servicios básicos de salud en tiempos de crisis de salud como la COVID-19 es una preocupación. La Organización Mundial de la Salud informó que, debido a fallas en el sistema de salud durante el brote de Ébola, el número de muertes causadas por sarampión, malaria, VIH / SIDA y TB superó las muertes por aquel virus en los países más afectados. La directora ejecutiva de UNICEF, Sra. Fore, advirtió que "no podemos salvar a un niño de la COVID-19 y luego perder a muchos otros por neumonía, sarampión y cólera".

La nueva normalidad de la cooperación internacional

En sus primeras observaciones, el Sr. Jorge Chediek resaltó cómo los efectos de la pandemia van mucho más allá del sector de la salud, generando un efecto en cascada que ha provocado un impacto social y económico masivo que amenaza miles de millones de empleos. Sin embargo, las políticas fiscales y monetarias se han transformado radicalmente para hacer frente a la congelación de las economías.

El ponente enfatizó las implicaciones de la nueva normalidad, del post- pandemia, en la cooperación internacional, subrayando la importancia de la cooperación Sur-Sur (CSS), que condujo a una mayor coordinación entre los países del Sur a nivel nacional y regional. Sin embargo, algunas de las iniciativas de buena integración en curso en el Sur han sido amenazadas por las propias medidas que los gobiernos han tomado para manejar la COVID-19, como el cierre de fronteras y la reordenación de las restricciones comerciales y financieras.

En este contexto, el Sr. Chediek reiteró que UNOSSC sigue comprometida a hacer que las mentes del Sur y los amigos del Norte reflexionen en cómo hacer frente al impacto de la crisis, pero también  en pensar acerca del futuro y los medios de restaurar la evolución de la integración del Sur y revitalizar los ciclos de cambio de la cooperación Sur-Sur.

Aprendizajes de Kerala, India

El Sr. Mihir Bhatt empezó su ponencia haciendo hincapié al hecho de que tratándose de la situación general en India, es importante recordar que de la población de 1.300 millones del país, muchos, pero no todos, están amparadas por medidas de protección social. India también es la tercera economía más grande del mundo en términos de paridad de poder adquisitivo.

El Sr. Bhatt destacó que en India, la meta de aplanar la curva se ha abordado a través de la herramienta principal de distanciamiento social (o físico). El 24 de marzo se impuso un cierre nacional (lockdown) que, mientras trataba del brote, generaba una grave turbulencia económica.Las estimaciones sugieren que el impacto del aislamiento y de la COVID-19 en general resulten en una caída del crecimiento estimado de 6,3 por ciento al 1,8 por ciento. Mientras tanto, el daño a los esquemas de protección social existentes y la demanda emergente de estos servicios están en ascensión. Para aplacar el impacto, por ejemplo, en los 400 millones de trabajadores del sector informal del país que se ven directamente afectados, la reacción de las medidas de protección social se constituyeron en la movilización de USD 4,48 mil millones para ser distribuidos a través de transferencias directas de efectivo bajo el "programa de beneficios rurales" y la distribución de INR 1.7 billones para proporcionar efectivos y alimentos.

A continuación del contexto general en India, el Sr. Bhatt explicó que el estado de Kerala cuenta con el mayor número de recuperaciones y la tasa de mortalidad más baja entre todos los estados del país. El gobierno del estado ha manejado la situación de la COVID-19 desarrollando dieciocho especificaciones de normas, ampliando las medidas de protección social ya existentes y agregando medidas adicionales. Además, el aumento se ha tratado localmente y descentralizado en varios distritos, y las decisiones relativas a la implementación de medidas se están tomando por medio de los órganos locales elegidos de Panchayats.

Aunque sea difícil efectuar predicciones en medio a las primeras etapas del brote, queda claro que uno de los efectos de la COVID-19 en India es el crecimiento del movimiento de personas, incluso trabajadores extranjeros, en escala sin precedentes. En respuesta a eso, se ofrece el Sistema de Distribución Pública (PDS), pensiones anticipadas, cuidado de niños, alimentación para ellos en la escuela y transferencias de efectivo para ayudar a este gran número de personas.

Las enseñanzas extraídas de Kerala compartidas por el Sr. Mihir Bhatt incluyeron nuevas percepciones como:

  • Un mayor gasto público en trabajo y salud pública, o medidas de protección social, en general reducen el impacto de las pandemias
  • Es de interés común que se fije mejor en la situación económica y social  de los trabajadores inmigrantes. Ofrecer servicios de protección social a estos grupos podría resultar en un impacto significativo en, por ejemplo, los contratistas, la comunidad local y sus familias en sus locales de origen.
  • El liderazgo y la convergencia de las tres agencias clave de Kerala (Junta de Planificación del Estado de Kerala, Autoridad de Gestión de Desastres del Estado de Kerala, Iniciativa de Reconstrucción de Kerala) mejoraron la capacidad de respuesta a los desafíos generados por la COVID-19, incluso mediante la integración de objetivos de desarrollo a largo y corto plazo en la respuesta.
  • No hay una única manera de hacer una cuarentena (o lockdown) en todo el país. No obstante, se está produciendo una abundancia de conocimiento acerca de cierres en otros sitios, así como el impacto de las medidas de alivio económico.

Un enfoque integral del gobierno y la sociedad: lecciones de la República Popular de China

El Sr. Taidong Zhou compartió experiencias de la República Popular de China. Según él, la respuesta general y el manejo de la epidemia  pueden ser divididos en cuatro etapas, ya que el nuevo coronavirus se detectó por primera vez en diciembre de 2019 en Wuhan, caracterizado por diferentes estrategias.

Durante la primera etapa, desde la detección de la COVID-19 en Wuhan hasta el 20 de enero, la estrategia se centró en recopilar información y monitorear casos a nivel local para analizar la transmisibilidad y los métodos de tratamiento.

La segunda etapa, del 20 de enero al 23 de febrero, se caracterizó por un período decisivo para la contención del virus, marcado por pruebas exhaustivas y la adopción de la estrategia más completa, incluido el bloqueo de Wuhan y ciertas aldeas y regiones. Se trataba de un enfoque total del gobierno y la sociedad para combatir el virus mediante detección temprana, informes, diagnóstico de aislamiento y tratamiento. La siguiente tercera etapa, que se extiendió hasta mediados de marzo, significó un cambio de estrategia nacional de restricción, prevención y control a un método diferenciado y orientado por el riesgo.

Desde finales de marzo y en la cuarta etapa, China ha cortado en gran medida la cadena de transmisión nacional y ha cambiado su atención hacia los "casos importados". Con la situación en su mayor parte controlada, se realizan esfuerzos para reanudar el trabajo y la producción.

Basado en los antecedentes de las cuatro fases distintas, el ponente enfatizó la atención médica asequible como una de las medidas económicas y de protección social más importantes que se implementaron para apoyar a las poblaciones vulnerables. Durante las primeras etapas del brote, se adoptaron políticas para proporcionar pruebas, diagnóstico y tratamiento gratuitos de casos relacionados con la COVID-19. China también adoptó una política sobre la reforma integral de la atención médica que buscaba establecer un sistema de seguridad médica multinivel para integrar medidas de prevención, prueba y tratamiento dentro de los paquetes de protección social de la salud. Además, esfuerzos de menor escala incluyeron el fomento del reembolso de las consultas en línea por enfermedades crónicas y frecuentes por parte de los seguro de salud a fin de evitar el contacto físico. Las personas que contrajeron el virus en el trabajo también se volvieron elegibles para beneficios por lesiones laborales.

En cuanto a la protección del empleo, el Sr. Zhou mencionó que una atención especial fue dada a las Pequeñas y Medianas Empresas (Small and Medium-sized Enterprises - SMEs), que emplean  80% de los trabajadores chinos, a través de medidas que incluyen modificaciones en contribuciones de seguridad social e impuestos.

Él también hizo hincapié en los siguientes puntos de las medidas adoptadas por la República Popular China para combatir la COVID-19:

  • Había una necesidad urgente de una estrategia amplia que involucrara todo el Gobierno y la sociedad. En comparación con el brote del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) en 2003, las experiencias de la COVID-19 han demostrado cómo las personas están trabajando juntas en todos los sectores y grupos.
  • Los expertos fueron, y deberían ser de hecho, capables de orientar las acciones de protección a los trabajadores de la salud y a los grupos más vulnerables.
  • Las tecnologías digitales fueran utilizadas de maneras innovadoras que permitieron la verificación del estado de salud de las personas alrededor y sostuvieron el aprendizaje a través de la educación en línea.
  • Al fomentar la confianza entre el gobierno, el sector público y el privado, se demostró  posible combatir la desinformación durante la emergencia.
  • La cooperación internacional demostró ser indispensable y ofrecerá oportunidades importantes para la cooperación Sur-Sur en los próximos pasos de reapertura de economías. Asimismo lo hará en términos de intercambio de conocimientos sobre la construcción de sistemas de salud, tecnologías digitales y, como ya mencionado, fomento de la confianza a través de la comunicación pública.

 

Ejemplos de políticas orientadas por la investigación y la evidencia en acción: experiencias obtenidas de la República de Corea

El Prof. Young June Choe compartió las experiencias de la República de Corea, donde la curva epidemiológica (ver diapositiva a continuación) mostró el desarrollo desde la detección del primer caso en el país el 19 de enero, hasta la escalada de la epidemia y las diferentes fases que conducen al aplanamiento de la curva.

El profesor Choe explicó que antes del brote de la COVID-19, la República de Corea fue el país que más sufrió con la Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) fuera del Medio Oriente, lo que proporcionó al país la capacidad de preparación e reacción para enfrentar un brote de una epidemia respiratoria. La experiencia previa de MERS demostró algunos problemas, tales como inadecuaciones de la salud pública que llevaron a la preparación para la próxima introducción de un nuevo patógeno. Por lo tanto, la preparación de la República de Corea se había practicado continuamente, y las experiencias previas permitieron la instalación de las infraestructuras del país en la escala temprana de pruebas durante la primera ola del brote de la COVID-19.

Las autoridades adoptaron una posición de alerta desde el principio cuando la evidencia radiológica reveló la presencia de neumonía a pesar de la ausencia de signos de síntomas en algunos de los primeros casos, y un estudio de cinética viral indicó el nivel de contagiosidad del virus durante la fase inicial de la enfermedad. A partir de estas evidencias, se hizo evidente que la COVID-19 no era como el SARS o el MERS y la formulación de políticas se centró en iniciar un rastreo de contacto vigoroso en los primeros días del brote. El profesor Choe mencionó que todavía había casos de  propagación masiva  que estaban vinculados a aglomeraciones, generando un disparo de los incidentes a mediados de febrero. .

Desde entonces, se han rastreado e investigado más de 100 agrupamientos de infecciones, a través de la clásica epidemiología del cuero del calzado (shoe-leather epidemiology)  junto con el apoyo de la infraestructura de TI (ver diapositiva a continuación). A partir de la escala de pruebas también fue posible percibir algunos enfoques innovadores, como los centros de detección con servicio desde los automóviles y los centros de visitas, que se originaron en el sector privado y, en seguida, fueran adoptados por el sector público.Eso demostró  la fuerte asociación entre lo público y lo privado para afrontar a la COVID-19. Además del fuerte compromiso de la comunidad en toda esta situación, el Gobierno ha basado el desarrollo de pautas y formulación de políticas en la evidencia disponible, incluso las pautas para niños elaboradas por la Sociedad Coreana de Enfermedades Infecciosas Pediátricas (KSPID).

Aunque la República de Corea haya una tasa de mortalidad relativamente baja en relación con otros países, es difícil hacer comparaciones debido a diferencias en, por ejemplo, las pruebas. Sin embargo, en la República de Corea, parece haber habido un eficiente sistema de clasificación que envió a pacientes de alto riesgo a Unidades de Aislamiento Designadas Nacionales, en hospitales específicos, y pacientes de riesgo medio y bajo a centros de tratamiento comunitarios, mientras que los que se se quedaron en casa fueron vigilados de cerca por funcionarios de salud pública (ver diapositiva a continuación).

El profesor Young June Choe enfatizó que reducir la transmisibilidad, minimizar la tasa de contacto y disminuir la duración de infección mediante el uso de mascarillas y el lavado de manos, el distanciamiento social, las pruebas masivas y el aislamiento del rastreo de contactos son algunas de las conclusiones claves de la República de Corea. Estas están respaldadas por las siguientes lecciones adoptadas por el gobierno:

1. Políticas basadas en investigación y evidencias en el centro de la estrategia.

2. Ampliación de las pruebas y resultados rápidos.

3. Avances relevantes en el rastreo de contactos, aislamiento temprano / cuarentena

4. Compromiso social y comunitario integrado en la respuesta.

 

Intercambio de conocimientos Sur-Sur para salvar vidas e iluminar el futuro

En sus comentarios finales, la Sra. Xiaojun Grace Wang destacó los conocimientos adquiridos por los tres países:

1)Focalización: la relevancia de la focalización basada en las necesidades locales y las fases de la pandemia que requerirán diferentes reacciones. La focalización también debe tener en cuenta las diferentes necesidades de las personas, incluso los trabajadores migrantes, niños, ancianos y personas con discapacidades.

2) Coordinación: si bien las respuestas se han basado en la acción comunitaria y local, lo aprendido enfatiza la coordinación nacional como clave, donde toda la sociedad actúa en conjunto.

3) Cooperación: las lecciones muestran ejemplos sólidos de solidaridad en el país en forma de cooperación de pueblo a pueblo o de ciudad a ciudad, que muestran que las personas trabajan tanto dentro como fuera de fronteras.

Mirando hacia el futuro y enfocándose en la importancia de la cooperación Sur-Sur como una modalidad de implementación complementaria para lograr progreso en desarrollo humano, la Sra. Wang mencionó varios aspectos de la cooperación Sur-Sur y triangular que podrían agregar valor a la cooperación internacional entre países y socios.

• La CSS ofrece a los países en desarrollo una plataforma para promover colectivamente las preocupaciones comunes adaptadas a sus necesidades particulares a través de la promoción de políticas. Hay varios mecanismos, incluso el comité de alto nivel sobre CSS, para avanzar en una agenda de mayor solidaridad, coordinación y cooperación que será necesaria en las próximas discusiones sobre la COVID-19.

El intercambio de conocimientos Sur-Sur en este momento de crisis tiene el poder de salvar vidas, pero también puede tener el poder de iluminar el futuro. Los pensadores del sur seguirán siendo importantes para compartir su sabiduría sobre cómo abordar los problemas y avanzar en el desarrollo humano una vez que se haya establecido la nueva normalidad.

• Otro aspecto acerca del valor de la cooperación Sur-Sur es la oportunidad de conectar socios y mecanismos de financiación para que los países se coordinen entre sí, particularmente durante la fase crítica de recuperación de la pandemia y sobre temas como el comercio, la salud y la migración. La South - South Galaxy existe como un ejemplo de una plataforma digital para la intermediación de asociaciones globales y el intercambio de conocimientos que permite a los socios compartir sus demandas y lo que pueden ofrecer.

 

El seminario web incluyó una sesión de preguntas y respuestas. También puede unirse a la discusión de preguntas y respuestas aquí.

Referencias

Center for International Knowledge on Development (CIKD): Fighting the COVID-19: 100 Q&As   

South-South Galaxy

HDR 2020: Sustainable Human Development Pathways

Protecting the most vulnerable children from the impact of coronavirus: An agenda for action

Esta publicación de blog hace parte de las respuestas de protección social a la serie de webinarios de la COVID-19. La serie es un esfuerzo conjunto iniciado por el IPC-IG, GIZ en nombre del Ministerio Federal de Desarrollo Económico y Cooperación (BMZ) de Alemania, y la colaboración del Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio (DFAT) del Gobierno de Australia con la plataforma socialprotection.org , y en cooperación con socios de diferentes organizaciones. Únase a nuestra comunidad en línea "Respuestas de protección social a la COVID-10 [Grupo de trabajo]" para obtener más información sobre la iniciativa y los futuros webinarios.

Traducido del inglés por Letícia Zimmermann 

Programas de Protección Social: 
  • Social assistance
    • Social transfers
      • Cash transfers
        • Unconditional cash transfers
  • Social insurance
    • Health insurance
  • Labour market programs/Public work/Productive inclusion
    • Unemployment benefits
Temas relacionados con Protección Social: 
  • Programme design and implementation
  • Social protection systems
Áreas transversales: 
  • Health
    • Health - General
  • Labour market
    • Unemployment
  • Risk and vulnerability
Países: 
  • Global
Regiones: 
  • Global
The views presented here are the author's and not socialprotection.org's