Paraguay: Definiendo una Estrategia para la Política de Protección Social

Pese a la alta incidencia de la pobreza en todos los sectores, Paraguay no respondió adecuadamente a la necesidad de desarrollar una política que tienda a proveer protección efectiva a la población. En las últimas décadas, las políticas de protección social no pudieron reducir la exposición y las consecuencias de los riesgos sociales, debido a fallas en el diagnóstico, diseños inadecuados de los programas y limitaciones presupuestarias. Sin embargo, en los últimos años el Gobierno identificó algunos de estos problemas e intentó formular propuestas de reformas, aunque los obstáculos políticos e institucionales evitaron su implementación. Aun cuando la Secretaría de Acción Social elaboró la Estrategia Nacional de Reducción de la Pobreza y la Desigualdad, no se implementaron las reformas institucionales ni los programas de protección propuestos en ella. Del mismo modo, tanto desde el Poder Ejecutivo como desde sectores parlamentarios hubo intentos por reformar el sistema de jubilación, aunque no se alcanzó el consenso mínimo para permitir su debate y aprobación en el Congreso. Los programas y políticas de protección social en Paraguay son el resultado de un enfoque caracterizado por la inexistencia de una visión estratégica integral. El sector fue acumulando intentos parciales para promover medidas de protección social, fuertemente influenciadas por intereses sectoriales, pero estos rara vez se desarrollan de manera integrada ni se basan en análisis rigurosos de las necesidades reales de la población. El informe señala que una respuesta seria de reestructuración del sector requiere la formulación explícita de un marco conceptual, a fin de identificar las prioridades de manera rigurosa y establecer metodologías coherentes para la selección y ejecución de acciones, desarrollando una visión integral para la política de protección social en el país. En el contexto de este informe, el interés se centra en un tipo de riesgo particular, que aparece como central entre los múltiples problemas de la población: la insuficiencia de recursos monetarios expresada a través de la pobreza. En relación con este objetivo, consideramos los dos componentes principales de las políticas de protección social: la asistencia social y el sistema de jubilación. Respecto de la asistencia social, se pone énfasis en los programas y acciones orientadas a paliar la pobreza de la población en general. En cuanto a los sistemas de jubilación, el interés se centra en las acciones del Estado para proveer seguridad económica a los ancianos, ya retirados del mercado de trabajo. Este informe analiza cómo funcionan los mecanismos de protección social de Paraguay para quienes caen en la pobreza y carecen de recursos o capacidades para salir de ella. Por lo tanto, se presta atención aquí a las políticas de asistencia social y no a aquellas vinculadas al desarrollo económico y social en general. Un modelo de protección social eficaz para el país debe identificar correctamente los riesgos sociales y promover medidas que no se superpongan ni limiten las acciones individuales, familiares o comunitarias, sino que las complementen.