Medidas de protección social para la adopción de dietas sanas y accesibles en América Latina y el Caribe: Una revisión de la literatura

América Latina es el continente que se ha movilizado en forma consistente en cuanto al desarrollo, la adopción e implementación de estrategias de protección social que cubren aspectos de salud, nutrición, educación y trabajo entre otros factores de importancia básica para el desarrollo equitativo de la población de la región. La existencia de programas de transferencias condicionadas como así también de alimentación escolar o programas con metas específicas de alimentación dedicada a la niñez, la mujer lactante o personas de la tercera edad, tienen ya una profunda raigambre en la región con un reconocido impacto y en muchos casos se habla de estos programas en una segunda generación en determinados países (Adato & Hoddinott 2010; Bastagli, et al 2018; Takahashi, 2017). Todos los países en la región han adoptado estrategias de apoyo a las poblaciones más vulnerables con mayor o menor éxito (Stampini & Tornarolli, 2012), como parte de sus políticas de desarrollo integral. A pesar de la adopción e implementación de estas medidas, América Latina aun presenta un elevado porcentaje de su población con problemas de malnutrición (por desnutrición o sobrealimentación) lo cual hace que estos programas sean de una importancia central teniendo en cuenta además una variedad de modalidades como ser váuchers o bonos, tarjetas alimentarias y transferencias monetarias (Hidrobo et al, 2014) como así también su implementación en espacios o lugares estratégicos (escuelas y comedores escolares, centros de salud, etc.) donde se reciben los servicios que de este modo facilitan su adopción.