2003
Language:
Spanish

El subsidio al gas y el bono Solidario en el Ecuador: Simulando el paso de subsidios regresivos a transferencias progresivas

Al igual que en el resto de América Latina, Ecuador se enfrenta actualmente a un serio desafío de pobreza creciente y escaso crecimiento económico. Como pocos países en la región, ha dado pasos dramáticos para estabilizar su economía y superar una profunda crisis económica y financiera, hasta el punto de dolarizarse de forma sorpresiva en el año 2000. A pesar de los esfuerzos por expandir los programas asistenciales a finales de los noventa, los niveles de gasto social real en el país están en el presente por debajo de los niveles de principios de los ochenta, permaneciendo además entre los más bajos de América Latina, tanto en porcentaje como por habitante (Vos et al. 20023). En este muevo contexto, el subsidio al gas de consumo doméstico se encuentra en el punto de mira del debate sobre las reformas del gasto social. Este subsido es, en realidad, una transferencia no estrictamente focalizada hacia los hogares más pobres. En su lugar, los hogares consumidores de gas se benefician del mismo proporcionalmente a su consumo. Según la Encuesta de Condiciones de Vida de 1999, un 80% de los hogares ecuatorianos se beneficiaban de este subsidio, superando ese año el uno por ciento del PIB.