Este blog está basado en las reflexiones del webinario El papel de la cooperación internacional para apoyar la inclusión de migrantes en los sistemas de protección social en América Latina y el Caribe” que se desarolló el 7 de octubre organizado por WFP, Oficina Regional para Latinoamérica y el Caribe. El seminario fue moderado por Dr Carlos Maldonado Oficial de Asuntos Sociales de la División de Desarrollo Social de la CEPAL y tuvo contribuciones de los panelistas:

  • Dr Ana Solórzano, Asesora Estratégica de Políticas, Protección Social, WFP ALC
  • Dr Mónica Rubio, Asesora Regional de Política Social, UNICEF LACRO
  • José Roberto Frutuoso, Analísta Técnico de Políticas Sociales, Cadastro Unico, Brasil
  • Tania Niño, Asesora de Protección Social, WFP Colombia

Para obtener más información sobre estas discusiones, puede ver la grabación del webinario y acceder a las diapositivas de las presentaciones

 

Contexto y relevancia de la protección social para migrantes y el papel de la cooperación internacional

El tema migratorio se ha vuelto un tema importante y urgente para las políticas sociales para toda la región de de América latina y el Caribe. Maldonado comenzó el webinario mencionando cómo los flujos migratorios intrarregionales se han intensificado en años recientes, un fénomeno relativamente nuevo en comparación con los flujos interregionales. A pesar de que a veces el tema migratorio se encuentre invisibilizado y estigmatizado, la cooperación internacional en esta área sirve para generar sinergias y socializar buenas prácticas de política dentro los países y entre los países.

En el diseño específico de políticas que abordan la protección social para migrantes Maldonado mencionó dos grandes caminos: 1) la creación de mecanismos de acceso para que las personas migrantes accedan a las políticas y programas ya existentes y 2) establecer mecanismos o intervenciones nuevas específicas para la población migrante. La cooperación internacional juega un papel clave para apoyar a los migrantes en situaciones de emergencia donde hay que hacer frente a emergencias humanitarias, y contribuir al desarrollo de instrumentos, en un primer momento temporales, que permiten acercar a la población migrante a los sistemas de protección social.

En este sentido, Solórzano y Rubio presentaron hallazgos de un estudio (IPC-IG, Unicef y WFP 2021) respecto al acceso de migrantes a la protección social regular y como parte de la respuesta a la pandemia en nueve países con mayor recepción de migrantes venezolanos.

Las panelistas explicaron que a pesar de que en la mayoría de los casos la seguridad social es un derecho, existen diversas barreras de acceso, comenzando con el estatus migratorio regular. Mencionaron que en Argentina, Brasil, Chile y Trinidad y Tobago, se reconoce explícitamente el acceso para los migrantes venezolanos a los programas de transferencias monetarias regulares. Además, el acceso a los programas de alimentación escolar se encuentra vinculado al derecho a la educación independientemente del estatus migratorio, por lo que prácticamente todos los migrantes tienen acceso a él. Sin embargo, existen barreras de diseño e incluyen los criterios de elegibilidad y focalización, los requisitos de documentación y del registro y la permanencia en un solo domicilio. Respecto a las barreras operativas existen las asimetrías de información, socioculturales, de lenguaje y estigma y discriminación, además de las barreras de economía política.

Las respuestas de la protección social al Covid-19 que contemplaron el acceso a migrantes incluyeron: ajustes a las transferencias monetarias preexistentes en Argentina y Brasil y a los programas de alimentación escolar, nuevos programas de transferencias temporales en Argentina Brasil, Chile, Colombia y Trinidad y Tobago.

Durante emergencias, la cooperación puede apoyar a los migrantes regulares e irregulares a través de estrategias de respaldo y alineamiento con el sistema nacional de protección social, con miras a contribuir a su fortalecimiento como en Brasil, Colombia y Guyana.

Al igual que para el acceso de la protección social regular, los migrantes se enfrentaron a barreras de diseño, operativas y administrativas. La cooperación internacional es clave para identificar y mitigar estas barreras junto con los gobiernos. En primer lugar, apoyar y promover la regularización de migrantes. También se deben  fortalecer las capacidades institucionales, incluidos los registros sociales y sistemas de focalización y registro, además del diseño de estrategias para mitigar las distintas barreras de acceso.

 

Importancia de registros sociales e inclusión de migrantes

Las panelistas explicaron que los registros sociales sirven como una puerta de entrada a los migrantes. En Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Panamá y Perú, los migrantes pueden inscribirse en los registros sociales, lo que les facilita un acceso a la protección social regular y de emergencia en el caso de expansiones utilizando los registros sociales.

En este sentido, Frutuoso explicó cómo el registro social Cadastro Único en Brasil es un instrumento para la identificación y caracterización socioeconómica de familias brasileñas de bajos ingresos. Es la puerta de entrada a más de 20 programas sociales del Gobierno Federal, incluído el programa Bolsa Família. Actualmente el Cadastro Único cuenta con casi 30.9 millones de famílias registradas o 78.9 millones de personas: equivalente al 40% de la población en el país.

El Cadastro prevé un proceso de registro diferenciado para familias que tienen características socioculturales y/ o económicas específicas que requieren formas especiales de registro. En este sentido, no tiene restricciones para el registro de extranjeros residentes en Brasil. Sin embargo, los extranjeros deben presentar el CPF como documento de identificación. La familia extranjera debe estar incluida en el Cadastro del municipio brasileño donde reside pero se permite la transferencia de la familia del municipio de origen al municipio de destino. Si la familia era beneficiaria del Programa Bolsa Familia y se transfiere correctamente a un nuevo municipio, la familia mantiene el beneficio.

La integración de migrantes en el Cadastro há ido en aumento en el útlimo par de años así como también su acceso a programas de protección social. Actualmente existen más de 20 nacionalidades registradas en el Cadastro.

Frutuoso explicó que aún existen retos para la inclusión de extranjeros en el Cadastro. Entre ellos se encuentran la emisión de documentación para migrantes, la creciente demanda de generación de datos sobre migrantes registrados en el Cadastro, la identificación de familias de migrantes en situaciones específicas y una mejor articulación de alianzas con la Secretaría Nacional de Asistencia Social, la OIM y ACNUR.

 

Apoyo de la cooperación internacional para el fortalecimiento de capacidades

Niño comenzó su presentación mencionado que el sistema de Protección Social en Colombia tiene una estructura sólida con trayectoria y liderazgo gubernamental y que existe volutad del gobierno nacional para la integración de migrantes. Fue concebido para nacionales, pero ante la magnintud de la crisis lo ha hecho reformarse (Colombia es le mayor receptor de población migrante de la región con más de 1.800.000 migrantes venezolanos).

La regularización como puerta de entrada a la protección social. A principios del 2021, alrededor de 56% de la población migrante se encontraba en situación irregular. Al emitir el Estatuto Temporal de Protección (ETP), el gobierno de Colombia facilitó una regularización masiva que busca proteger a la población migrante pero también proporciona el camino necesario para la integración social y económica de la población. Desde mayo a septiembre, cerca del 77% de los migrantes venezolanos se han inscrito al Registro Único de Migrantes Venezolanos. De éstos, 4 de cada 5 tiene cita para expedición del permiso de protección temporal. Sin embargo, aún existe un acceso limitado al sistema de protección social, principalmente por el requirmiento.

El registro social en Colombia SISBEN es el focalizador de pobreza del país. Representa la puerta de entrada a los programas sociales Anteriormente, de la población migrante regular que tenía las posibilidades de acceder al SISBEN, tan solo el 30% lo hizo, lo que significó que solamente el 14% de la población migrante del país accediera al SISBEN. Aún con regularidad, el acceso a la protección social requiere más.

En este sentido, la cooperación internacional para facilitar el acceso a la protección social de Colombia debe apostarle a una nueva relación de la población migrante con el Estado. No hay integración de la población migrante si no hay conexión con el Estado garante de derechos y de servicios.

Se necesita flexibilidad, riesgo e innovación para trabajar en protección social.  Los actores humanitarios y desarrollo deben no solo tener conocimiento del funcionamiento del Estado, sino se debe conocer la minucia de la administración pública de los Estados de nuestra región. La protección social es liderada por el Estado. El WFP responde a las solicitudes y a las prioridades de las autoridades. Finalmente, la capacidad de adaptación operativa y técnica es clave.

Niño continúo su haciendo una propuesta sobre el cómo realizar esto. Primero, movilizando a la comunidad migrante, haciéndole frente a la autoexclusión, al desconocimiento, a la falta de información y acercarla a la institucionalidad. Para ello, el Estado debe tener capacidad de recibir a la población migrante, por lo que el fortalecimiento de la capacidad institucional es también crucial. El proyecto de protección social y migrantes del Gobierno de Colombia y WFP financiado por el gobierno de Alemania busca cerrar algunas de estas brechas.  

Este seminario web terminó con una sesión de preguntas y respuestas que puede ver aquí.

Referencia

IPC-IG, UNICEF y WFP (2021): Protección social y la migración venezolana en América Latina y el Caribe en el contexto de COVID-19. Reporte de Investigación N° 58. Brasilia y Ciudad de Panamá: Centro Internacional de Políticas para el Crecimiento Inclusivo, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia — Oficina Regional para América Latina y el Caribe y Programa Mundial de Alimentos. 

Disponible en: https://docs.wfp.org/api/documents/WFP-0000127808/download/?_ga=2.202487825.1099968125.1634563086-1742233622.1634052838

 

Social Protection Building Blocks: 
  • Policy
    • Coverage
  • Programme implementation
    • Informations Systems (MIS, Social Registry, Integrated Registry)
Social Protection Approaches: 
  • Social protection systems
Cross-Cutting Areas: 
  • Disaster risk management / reduction
Regions: 
  • Latin America & Caribbean
The views presented here are the author's and not socialprotection.org's