El webinario titulado ‘Serie de Webinarios sobre Desarrollo Infantil Temprano: Chile Crece Contigo’ ocurrió en el 28 de noviembre, 2019.  Este evento fue organizado por el Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH on behalf of the German Federal Ministry for Economic Cooperation and Development (BMZ) y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia de Chile. Su temática fue acerca de la implementación de políticas públicas para la promoción del desarrollo infantil en Chile. El webinario presento los fundamentos sobre los cuales se construye el programa Chile Crece Contigo, así como su diseño, modelo de gestión, las características principales de su implementación y cuáles son los resultados y retos de las políticas de implementación del programa a nivel nacional.

La sesión incluyó una presentación por la ponente Jeanet Leguas Vásquez (Ministerio de Desarrollo Social y Familia, Chile), la participación de Patricia Nuñez (United Nations Children’s Fund, UNICEF) como comentarista y Cecilia Chavez (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH on behalf of the German Federal Ministry for Economic Cooperation and Development (BMZ)) como moderadora.

Puede ver la grabación del webinario aquí y acceder a la presentación aquí.

Desarrollo Infantil Temprano: La experiencia de Chile Crece Contigo

Desde 2007, se implementa en Chile un sistema de protección integral a la infancia, denominado “Chile Crece Contigo”. Este programa es pionero por tener una importante mirada intersectorial como mecanismo clave para asegurar un acompañamiento personalizado a la trayectoria de desarrollo de niños y niñas, promoviendo su desarrollo integral desde la gestación hasta los 9 años. El sistema asegura el acceso de todos los niños y niñas a un conjunto de prestaciones universales, las cuales promueven el desarrollo, en combinación con una oferta de servicios y beneficios diferenciados para familias con alta vulnerabilidad social y/o económica, y con prestaciones especializadas – para familias con algún riesgo o vulnerabilidad individual, como por ejemplo alguna alteración en el desarrollo.

El Subsistema empieza a ser implementado en la mitad de las comunas del país en 2007, para luego en 2008 implementarlo en la totalidad de Chile. En 2009, se legaliza la institucionalización de Chile Crece Contigo, lo que torna el Subsistema de Protección integral a la Infancia en una política pública de Estado, permitiendo la continuidad de implementación de la política a lo largo de los años, independientemente de los gobiernos. En 2017, se aprueba un Reglamento de la ley que asegura el acceso a las prestaciones del Subsistema (Salas Cunas, Jardines Infantiles y Ayudas Técnicas). El presupuesto del subsistema de ChCC fue avanzando al largo del tiempo, desde el presupuesto inicial, en 2007, de 4 millones de dólares (USD), para alcanzar 82 millones de dólares (USD) em 2019.

En 2018, es creada una nueva institucionalidad y ChCC pasa a formar parte de la Subsecretaria de la Niñez. El Ministerio de Desarrollo Social y Familia de Chile es responsable por toda la oferta programática del sistema y se realizan convenios de transferencias recursos con otros ministerios: transfiere, anualmente, recursos a los sectores de Salud y Educación. Salud, a su vez, transfiere los recursos a municipios del país por medio de convenios. El Ministerio de Desarrollo Social y Familia tiene rol de monitoreo de las prestaciones fiscales e indicadores de las políticas implementadas por la Salud y Educación.

Esta lamina presenta todas las prestaciones universales, indicadas y diferenciadas, las cuáles son esenciales para el desarrollo de niños y niñas desde la gestación hasta los 9 años de edad. Existe una oferta programática específica para cada situación y alcance de la población, desde el ámbito Universal, por ejemplo, el Programa Educativo, dirigido a todos los niños y niñas de Chile, mediante espacios informativos interactivos, como son la página de web, programa de radio y redes sociales.

A los niños y niñas en vulnerabilidad: (60% de los niños/as de Chile con mayor vulnerabilidad), existen las siguientes prestaciones:

  • Salas y jardines infantiles gratuitos;
  • Subsidio familiar;
  • Ayudas técnicas para personas con discapacidad;
  • Acceso preferente a la oferta de programas públicos y visitas domiciliarias de los equipos de salud.

 

Niños y niñas que asisten a escuelas públicas reciben la previsión del Programa de Apoyo al Aprendizaje Integral (Rincón de Juego - Rinju). A los niños que participan del Sistema Público de Salud de Chile (cerca del 81,6%), existen prestaciones otorgadas a través del Programa de Apoyo al Desarrollo Biopsicosocial (Programa eje de ChCC), del Programa de Apoyo al Recién Nacido y del Programa de Apoyo a la Salud Mental Infantil.

Un aspecto muy importante del ChCC es su diseño central, que considera expresiones locales altamente importantes, mediante lo que se denominan “redes comunales de ChCC”.  El/a Encargado/a Comunal de Chile Crece Contigo asegura la coordinación de la red en los distintos territorios, gestionando acciones con los sectores involucrados (Salud, Educación y Municipios, éstos últimos lideran la red a través del encargado/a comunal), siendo igualmente responsable por la gestión de casos.

La red, en su totalidad, está conformada por órganos especializados, como la Oficina de Estratificación (Registro Social de hogares), que es responsable por la identificación de familias en situación de vulnerabilidad socio económica, la Oficina de Protección de Derechos y otros Programas (SENAME), la red pública de salud (como centros de atención de salud primaria, hospitales, otros), el sistema público de educación, el subsistema Chile Seguridades y Oportunidades y servicios municipales gestionados por oficinas de vivienda, discapacidad, subsidios, intermediación laboral, entre otros.

 

 

Además, el ChCC cuenta con un sistema de registro, derivación y monitoreo (SRDM), que permite a los territorios registrar y monitorear el proceso de desarrollo de los niños y niñas desde su gestación, así como las acciones y prestaciones intersectoriales de ChCC y generar conocimiento para optimizar la continuidad de los casos.

El ChCC tiene un Sistema de mejora y de evaluación continua. A nivel de resultados finales, a partir de los resultados obtenidos es posible concluir que el Subsistema tiene efectos positivos sobre el desarrollo infantil global. Algunos aprendizajes del ChCC fueron el reconocimiento de la importancia de:

  1. Proponer soluciones de políticas estables en el tiempo, desde un punto de vista de la gobernanza;
  2. La calidad en el diseño de la política basado en la evidencia y en la experiencia de las comunidades, construir con la ciudadanía y calidad en la implementación, con buenos dispositivos de monitoreo diseñados antes del inicio de la implementación;
  3. Distinguir y segmentar servicios para actuar con distinta intensidad de acuerdo de la acumulación de riesgos de la familia;
  4. Identificar, en la ruta, servicios de salud y educación. La protección social (subsidio, viviendas, barrios, dinámica familiar) deben ser fuertes y de amplio alcance;
  5. Contar con modelos de evaluación para sistematizar aprendizajes y adaptaciones, verificando efectos para sustentabilidad de la política.

Algunos de los desafíos del ChCC incluyen:

  1. Asegurar una implementación homogénea a nivel país;
  2. Mejorar mecanismos de exigibilidad de prestaciones;
  3. Identificar y fortalecer la oferta a grupos vulnerables;
  4. Mejorar la interoperabilidad de los sistemas de información.

El ChCC nos da un ejemplo de la importancia de invertir en la primera infancia como una forma de abordar la inequidad, para disminuir la fecha de desigualdad en el país. Invertir en primera infancia es una forma de avanzar en una sociedad donde los niños y niñas tienen las mismas condiciones para crecer y desarrollarse.

Condicionantes importantes para el proceso, diseño e implementación del Programa a lo largo de los años del ChCC fueron:

  1. Considerar la plataforma de servicios existentes e implementar sobre eso lo que es necesario;
  2. Revisar oferta existente identificando los puntos principales de contacto con los niños y niñas, como en el sistema de salud, especialmente en el primer año de vida;
  3. Considerar la última evidencia disponible, con una revisión continua e incorporación de datos administrativos;
  4. Contar con el impulso desde presidencia y alianza estratégica con Ministerio de Hacienda.   

 

Esta entrada del blog es parte de la Serie de Webinarios sobre Desarrollo Infantil Temprano, organizados por Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH on behalf of the German Federal Ministry for Economic Cooperation and Development (BMZ) y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia (MDSF) de Chile. Esta serie tiene por objeto promover el intercambio de conocimientos entre múltiples interesados y difundir las experiencias, aprendizajes y lecciones aprendidas en relación con la aplicación de políticas, estrategias e intervenciones integrales de protección social diseñadas para llegar a las familias y los niños en una etapa temprana. Si tiene alguna opinión sobre el tema tratado, nos encantaría escucharla. Por favor, ¡agregue sus comentarios abajo!