La agenda 2030 busca movilizar esfuerzos para crear sinergias y estrategias de integración de los principios de protección social en las políticas de empleo, educación, salud, igualdad de género, medio ambiente, etc., con el fin de abordar las causas estructurales de la pobreza y la desigualdad. Esto se resume en: "No dejar a nadie atrás". En ese contexto, el Evento Global de Aprendizaje abordó las principales implicancias políticas y técnicas de los países participantes respecto a las reformas institucionales en el ámbito de la protección social para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030.

El evento fue organizado por el Programa Alianzas Globales para la Protección Social de la Cooperación Alemana al Desarrollo, implementada por la GIZ, junto con la Secretaría de Desarrollo Social de México (SEDESOL), la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), y el Gobierno Federal de Oaxaca.

La audiencia del evento estuvo conformada por 45 participantes de 13 países de América Latina, África y Asia; principalmente representantes políticos y técnicos de los Ministerios de Desarrollo Social, así como de las instituciones encargadas de supervisar e informar el avance del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de sus respectivos países.